• The Star Staff

Bomberos denuncian recorte salarial


Por The Star Staff


El Sindicato de Bomberos Unidos de Puerto Rico (SBUPR), denunció el martes el recorte salarial a los bomberos de unos $125 mensuales que entra en vigor el 31 de enero, así como el desmantelamiento de su sede en Miramar por parte del Departamento de Seguridad Pública (DSP).


José Tirado precisó que desde el 1ro. de julio del pasado año, los bomberos recibieron un aumento de $125 mensuales, según la Ley de Ajuste Salarial. Dicho aumento estaba condicionado en función a la recaudación de un nuevo impuesto, por lo cual la Junta de Control Fiscal solicitó a la AAFAF información para poder determinar el estado de la recaudación de impuestos y el total probable para el año fiscal.


“Lamentablemente el Gobernador nos falló al no asegurar el dinero para que el aumento salarial aprobado por la Junta de Supervisión Fiscal llegase al fondo general, panorama que ahora es más sombrío al dejar a nuestros bomberos desprovistos de ese dinero”, sentenció Tirado, junto a delegados bomberos de toda la isla.


El líder sindical recordó que el salario base de un bombero es de solo $1,500.


De igual modo, Tirado dio a conocer el plan del jefe del Departamento de Seguridad Pública, Alexis Torres, de vender el edificio central de Bomberos y desmantelar todo el andamiaje administrativo del Negociado del Cuerpo de Bomberos. “Bajo el pretexto de que el edificio se encuentra deteriorado, quieren trasladar al personal administrativo al DSP, cuando sabemos que el fin real es la venta del edificio”.


“Si la razón fundamental fuera la de la seguridad de los compañeros, el jefe del DSP tendría que ordenar el cierre de decenas de estaciones de bomberos por la inseguridad que representa para nuestros compañeros”, agregó el presidente del sindicato.


Se manifestarán el jueves


Este jueves, 28 de enero, cientos de bomberos llegarán frente al Capitolio y marcharán hasta La Fortaleza para hacer valer su reclamo.


A principios de enero el SBUPR solicitó audiencia mediante carta al gobernador Pedro Pierluisi para explicar de primera mano las necesidades de los bomberos, quienes forman parte de la primera línea de defensa. Ante la ausencia de respuesta del Gobernador, el recorte salarial y los movimientos para desmantelar la sede del Cuerpo, llegarán hasta la Mansión Ejecutiva con la intención de ser escuchados.