• The Star Staff

El Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico gradúa unos 2,600 estudiantes


Por Cybernews


SAN JUAN — En una ceremonia virtual que fue transmitida este sábado 19 de junio a las 6:00 de la tarde por el canal de YouTube, página web y Facebook institucionales, el Recinto de Río Piedras de la Universidad de Puerto Rico (UPR) graduó oficialmente a casi 2,600 estudiantes, en su Centésima Décimosexta Colación de Grados.


Como parte de esta ceremonia -en la que se otorgaron 81 grados doctorales y 408 maestrías- se confirió el grado póstumo de bachillerato a la estudiante Antonia Martínez Lagares, asesinada por un policía en 1970, a solo meses de culminar sus estudios en la Facultad de Educación del campus riopedrense, se indicó en una comunicación escrita.


Asimismo, se destaca el caso del estudiante Jorge Cases, quien a sus 85 años es parte de la clase graduada 2021, y del estudiante catalán Pol Gumma, quien fue la nota más alta en la reválida de derecho más reciente.


“Queridos estudiantes: hoy cosechan el fruto de todo lo sembrado durante los pasados años dedicados a esa formación académica que es sin duda fundamental en sus respectivos planes de vida; ustedes superaron unos inmensos desafíos jamás enfrentados por clase graduanda alguna en la historia de nuestra universidad y del país”, expresó el doctor Luis A. Ferrao, rector de la UPR-RP.


“Hoy celebramos juntos el día de su graduación, momento en el que, jubilosos y con diploma en mano, están listos para ingresar al mundo profesional y convertir en realidad sus anhelos y dar plenitud a sus vocaciones. Aprovecho para reconocer el papel importante que desempeñaron en su formación, tanto sus padres como los profesores y profesoras. Que el porvenir los colme de salud, sabiduría y mucha pasión para que el éxito constante sea una realidad que se renueve cada día de sus vidas”.


Respecto al grado póstumo, el doctor Ferrao señaló que “hace 51 años, una joven y prometedora estudiante del Recinto de Río Piedras, faltando apenas meses para graduarse de la facultad de educación, no pudo ver culminada esa anhelada meta”.


“Circunstancias trágicas y dramáticas pusieron abrupto fin a la existencia breve de quien en vida fuera Antonia Martínez Lagares”, agregó el doctor Ferrao. “Hoy, el Recinto de Rio Piedras de la Universidad de Puerto Rico le hace justicia a esta estudiante, a sus familiares y a la causa que defendió, otorgándole póstumamente su muy merecido diploma de bachillerato. Hoy podemos decir: Antonia Martínez sí se graduó de la Universidad de Puerto Rico”.


La actividad contó con la participación de la Tuna de la UPR, así como Coralia, dirigido por la profesora Carmen Acevedo Lucío, y de la pianista Daniela Santos.