top of page
Search
  • Writer's pictureThe San Juan Daily Star

La asequibilidad de vivienda cae a niveles muy bajos




Por The Star Staff


SAN JUAN – El Índice de Vivienda Asequible, que prepara Estudios Técnicos Inc., continuó mostrando problemas en la asequibilidad de vivienda al cierre del 2023. El alto costo de las viviendas que incrementó un 28% en el caso de las de nueva construcción en el último año, así como los altos intereses de las hipotecas son las razones principales para que las familias no puedan adquirir un hogar.


El economista Leslie Adames, Director de Análisis y Política Económica de ETI, informó que “el valor del índice de vivienda asequible cayó por décimo mes consecutivo en diciembre del 2023, situándose en 58%, luego de alcanzar un valor de 74% en febrero de 2023 y 104% en julio de 2021. En otras palabras, una persona que hubiera querido solicitar un préstamo hipotecario en diciembre del 2023 tendría solamente el 58% del ingreso requerido para cualificar para dicho préstamo, lo que realmente representa un problema muy serio de asequibilidad en el mercado inmobiliario”.


El Índice de Vivienda Asequible, preparado por ETI, mide si una familia típica que contribuye con un 20% de pronto pago para la compra de un hogar cualifica o no, según la mediana de ingreso, para un préstamo hipotecario. Un valor igual a 100% significa que la familia tiene los ingresos necesarios para cualificar para un préstamo hipotecario basado en el precio promedio prevaleciente en el mercado. Un valor mayor a este umbral supone que tiene ingresos más que suficientes para cualificar para un préstamo hipotecario, mientras que valores inferiores a ese umbral reflejan lo contrario.


El encarecimiento en el costo de las unidades vendidas continúa siendo un factor condicionante en las posibilidades de adquirir una vivienda asequible en la isla. Según las cifras oficiales de precio de venta de unidades de vivienda publicadas por la Oficina del Comisionado de Instituciones Financieras, la mediana de precio de venta de unidades nuevas incrementó en un 28% anual, de $248,599 en el 2022 a $318,762 en el 2023, mientras que en el segmento de las viviendas usadas el incrementó fue moderado de 2.0% anual, de $179,357 a $182,999 durante el periodo.


Según Adames, “aunque los costos de los materiales de construcción han crecido a un ritmo más lento que lo observado entre el 2021 y 2022, todavía se mantienen por encima de los niveles prepandemia, afectando los costos de construcción y el precio de las unidades nuevas disponibles para la venta. Por otro lado, el exceso de demanda relativo a la oferta de vivienda también sigue contribuyendo a incrementos en los precios en el segmento de viviendas usadas. Mientras persista la influencia de estos factores no deberá esperarse ajustes importantes en los precios de venta que favorezcan la asequibilidad en el mercado local”.

17 views0 comments

Comentarios


bottom of page