top of page
Search
  • Writer's pictureThe San Juan Daily Star

Seis puertorriqueños comprometidos con la sociedad son reconocidos


Por The Star Staff


EL CAPITOLIO – En la vigésima primera entrega, la Cámara de Representantes reconoció hoy, a seis puertorriqueños destacados por su valiosa labor social con el Premio Sister Isolina Ferré a la Excelencia del Servicio al Prójimo 2023.


Los homenajeados del día fueron Aileen Rivera Rijo y Carmelo Medina Jiménez en la categoría de desarrollo comunitario; el doctor José Cangiano Rivera en el área de salud; la doctora Alexandra Colón Rodríguez en la categoría de educación; Víctor Montañez Guadalupe en el renglón de prevención; y el violonchelista Emilio Colón en el área de cultura.

El evento coincidió con el Día de la Excelencia del Servicio al Prójimo, celebrado cada 5 de septiembre en honor al natalicio de la ilustre Sor Isolina Ferré. Este año se conmemoran 109 años desde el nacimiento de la fundadora de esta destacada institución.


“Ustedes han convertido sus potencialidades en un profundo postulado del amor y servicio al prójimo. Cada uno de ustedes representa al buen samaritano, llevando en sus hombros el deseo y la acción de levantar al caído con sus fuerzas, entusiasmo y compromiso de hacer de este pueblo uno mejor”, expresó el principal oficial ejecutivo de los Centros Sor Isolina Ferré, Luis Ortiz Ortiz.


Durante la ceremonia también se reconocieron a las Sisters Rosita Bauzá y Mildred Vázquez por sus largos años de dedicación y servicio en los Centros Sor Isolina Ferré. En primer lugar, Sister Bauzá fue descrita como una servidora que ha emulado los valores de honestidad, sensibilidad y humildad a lo largo de su vida dedicada al prójimo.


Sister Bauzá se convirtió en la mano derecha de Sor Isolina Ferré, con quien compartió experiencias en su largo peregrinar por las calles del sector de la Playa de Ponce.


Mientras, Sister Vázquez, quien hoy es la directora ejecutiva del Centro Sor Isolina Ferré en Ponce, fue distinguida por su papel medular en el desarrollo y mejor funcionamiento de la institución. Además, por encarnar la misión de amar y servir desinteresadamente a las comunidades, específicamente trabajando con familias de jóvenes que enfrentan problemas sociales.


“Unas siervas de la Santísima Trinidad. Unas servidoras de altos quilates. Hijas, hermanas y, sobre todo, seres comprometidos con el bienestar de Puerto Rico”, resaltó la representante Deborah Soto Arroyo, quien leyó la semblanza de ambas religiosas honradas como “mujeres ejemplares”.


Por su parte, el presidente de la Cámara, Rafael “Tatito” Hernández Montañez, destacó el legado de Sor Isolina Ferré y su trascendencia en la sociedad puertorriqueña. Fue hace 54 años que fundó la institución que lleva su nombre en la Playa de Ponce.


Para el líder cameral, este evento se realiza cada año con el fin de mantener viva la obra de Sor Isolina Ferré y replicarla por medio de “tantos héroes y heroínas que trabajan arduamente para hacer de nuestra sociedad una más justa”.


“Para nosotros es un honor y un privilegio poder darle continuidad al legado de Sor Isolina Ferré”, puntualizó Hernández Montañez.

13 views0 comments

Comments


bottom of page